La Chica del momento en youtube

30 01 2008


Sus videos duran 40 segundos y la han convertido en toda una estrella del ciberespacio.

Otra estrella virtual se suma a la saga de freaks que se hacen famosos en YouTube. Si con el lloroso fan de Britney pensabas que lo habías visto todo, ésta es la última moda: MRirian. Su nombre es Magi y es una chica que mira y hace sutiles caritas a la cámara es el hit del momento, y ya lleva más de 1.600.000 visitas acumuladas.

La joven simplemente se sienta frente a la cámara, hace algunos gestos y cuando está a punto de largarse a reír, se despide de su audiencia en videos de una duración de unos 40 segundos.

En YouTube ya tiene subidos decenas de videos parecidos en los que sólo cambia de look, pero siempre tratando de cautivar a la cámara. Según su perfil, Magi es una chica estadounidense fanática de los dramas y de la música japonesa.

Para mas videos clic aca





Sí, Steve Jobs también se equivoca

22 01 2008




Un vídeo de un acalorado beso en el metro causa un gran revuelo en la Internet china

22 01 2008

Fue grabado por las cámaras de seguridad del metro y ha recibido cientos de miles de visitas en TouTube

El vídeo de una pareja besándose en la entrada de una estación del suburbano de Shanghai, que fue colgado en Internet y recibió en una semana cientos de miles de visitas, fue grabado por las propias cámaras de seguridad del metro, lo que ha levantado la polémica entre los internautas chinos.

El vídeo, de algo menos de tres minutos de duración y titulado en mandarín “zhege nüren tai yaole” (“esta chica lo desea demasiado”), fue alojado en el portal Tudou.com, y el pasado 13 de enero fue colgado también en Youtube.com, donde, según aparece en la misma página web, desde entonces ha recibido más de 350.000 visitas.

En él se ve a una pareja de veinteañeros, vestidos con ropa de verano, que se despiden de manera apasionada en lo que algunos internautas han identificado como la estación de Youyi Lu, en la línea 3 de la red de metro de Shanghai.

En ocasiones en la esquina superior izquierda de la imagen aparecen superpuestas las letras “A CH”, y en la inferior izquierda el rótulo “07-09-02”, lo que hace pensar que fueron grabadas el pasado 2 de septiembre por el sistema de cámaras de seguridad del metropolitano local.

Shanghai Shentong Metro, la compañía que lo gestiona, está investigando si fue así y si los responsables son empleados suyos.

Según asegura hoy el diario Shanghai Daily, la pareja que aparece en el vídeo se puso ayer mismo en contacto con la compañía para pedir una compensación, a lo que la empresa respondió que aún están investigando el caso, aunque los afectados ya han contactado con abogados y están considerando llevar el asunto a los tribunales.

“Si de verdad lo hicieron (nuestros) empleados, la compañía del metro tomará medidas serias con los que estén involucrados, y mejorará la educación (de sus trabajadores en el respeto de la ética de su oficio) y la gestión interna”, aseguró a la agencia Xinhua una fuente de Shentong Metro.

El escándalo ha reavivado la polémica sobre el uso de las cámaras de seguridad en lugares públicos, que en las grandes ciudades chinas se pueden encontrar desde bancos, supermercados y hospitales hasta en ascensores, en calles importantes y en muchos medios de transporte, incluidos los taxis.

“Si la situación en el taxi es normal, las imágenes de los pasajeros son borradas automáticamente”, aseguró Yan Bin, responsable de la Oficina de Comunicaciones de Shenyang (provincia de Liaoning, noreste), una de las ciudades, como Chongqing (centro), cuyos taxis las tienen instaladas.

“Las fotos sólo son salvadas por el sistema cuando los conductores avisan a la policía”, explicó Yan.

Por su parte, el especialista legal Zhou Binqing, de la Asociación de Servicios de Información de Shanghai, señaló a la agencia oficial que es urgente mejorar la “vigilancia” de los portales que alojan vídeos, ya que “no cobran por ello ni tienen una censura estricta de esos programas”.

Zhou aseguró que la situación cambiará a partir del próximo 31 de enero, cuando entrará en vigor una nueva ley que prohibirá tanto en los medios de comunicación chinos como en internet el que los contenidos humillen o difamen a otros o infrinjan sus derechos o sus intereses, incluida la intimidad.

La pena máxima por violar estas normas será una multa de 30.000 yuanes (2.850 euros ó 4.150 dólares), adelantó.